Blog dedicado a decoración, artesanía, restauración, pintura, jabones, velas, repostería y mis mascotas.



Bienvenido

Aquí podrás ver parte de mis gustos y aficiones, de las cosas que pinto, las velas y jabones que hago en casa, mis ideas sobre decoración y restauración, aprendidas durante varios años en cursos y talleres especializados, repostería y mis perros. Espero saber transmitirte mis inquietudes de forma amena y divertida. No pretendo hacer ver que mis jabones tengan propiedades mágicas o curativas, solo que sean espumosos, hidratantes, agradables y que huelan a gloria. Estaré encantada si algo de lo que vas a ver te gusta y de todos los comentarios que quieras dejarme, y por supuesto, con mucho gusto atenderé tus encargos.
Muchas gracias, espero que vuelvas pronto.

domingo, 31 de mayo de 2015

¿DONDE VAS CON MANTÓN DE MANILA?

Parece ser que el mantón de Manila, tiene sus orígenes en La China , aunque toma su nombre de la capital de Filipinas. Consiste en un cuadrado de seda bordada con flores o pájaros, y rematado con flecos en todo su perímetro. Se hizo muy popular en el siglo XVIII como complemento del vestuario femenino, en España e hispano américa. Fue inmortalizado por pintores tan importantes como Joaquín Sorolla, o Julio Romero de Torres. Está asociado a la mujer andaluza, a la manola madrileña, y al casticismo en general.
Y  yo soy una enamorada de ellos. Tengo la suerte de contar con tres bonitos mantones. El negro es un regalo de mi santísimo esposo, ya que yo tenía verdadera ilusión en llevarlo el día  del bautizo de mis gemelos, que se bautizaban en San Antonio de la Florida (ermita castiza a más no poder, y con unos frescos de Goya impresionantes). El salmón es regalo de mi madre, y el crudo era de ella. Los tres son de seda natural, bordados a mano, y con el fleco también hecho a mano.















Los mantone, debido a su gran belleza, también pueden dar mucho juego, a la hora de decorar en nuestros hogares, engalanando cualquier lugar donde los situemos, y para muestra, un botón.....














jueves, 28 de mayo de 2015

.......Y DE POSTRE: TARTA MOUSSE DE LECHE MERENGADA

Una opción suave y muy fresquita para éste tiempo, que además no necesita horno. Si no haces la base de la tarta, y pones la mezcla en unos cuencos, podrás servirlo como mousse. Te paso la receta que encontró mi hijo Pablo, aunque yo he modificado algo.


INGREDIENTES


-250 gr. de galletas napolitanas.
-70 gr. de mantequilla.
-600 gr. de nata 35% de materia grasa.
-5 claras de huevo.
-5 hojas de gelatina.
-380 gr. de leche condensada.
-200 gr. de leche entera.
-1 rama de canela
- la cáscara de un limón+ la ralladura de otro.
-canela molida.


PREPARACIÓN


Pon a calentar la leche entera con la rama de canela, y la cascara de limón (no es necesario que hierva). Deja infusionar 15 minutos con  una tapa, para que no pierda aroma. 
Mientras, prepara la base de la tarta. Tritura las galletas, y mézclalas con la mantequilla en pomada. Forra con ésta pasta la base del molde.
Ahora, pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría, escúrrelas y ponlas en la leche previamente colada. Si se hubiera enfriado, témplala. Cuando estén bien disueltas, añade la leche condensada. Integra suavemente.
Llega el momento de batir las claras a punto de nieve. Ha de ser un punto de nieve muy firme. Cuando estén casi batidas del todo, añade la ralladura de limón, y canela molida al gusto, y acaba de batir.
Mezcla las claras con movimientos suaves, y envolventes  con la leche.
Bate la nata. Es importante que también quede muy firme, pero sin llegar a hacerse mantequilla. Añade a la mezcla anterior, también de modo suave y envolvente. Pasa la mezcla al molde, deja que repose cinco minutos, y mete en el frigorífico 24 horas. Si la metes en el congelador, será una tarta helada riquísima.
Después de éste tiempo, ya puedes disfrutar de tu tarta mousse de leche merengada, después de decorarla con un poco de canela molida por encima.

¡ESPERO QUE TE GUSTE!



















domingo, 24 de mayo de 2015

UN MINI JARDÍN

Probablemente, tú seas una de las personas privilegiadas que cuentan con un gran jardín en su casa. Si es así, te felicito. Me encantan esos jardines, poblados con toda clase de especies vegetales, cuajados de flores de diferentes colores. ¡Que bonitos!. Yo tengo un mini jardín, pero lo cuido con esmero y cariño. Mi familia, y yo disfrutamos mucho de él, y le sacamos el mayor partido posible. Hemos intentado decorarlo lo más coqueto posible. Nos sentimos orgullosos de él. Es chiquito , pero resultón......


Intentamos que no le falte de "casi nada",jaja. Hasta bebedero para los pajarillos tiene....


Fuente para poder relajarnos con el sonido del agua....



Farolillos , muchos farolillos...



Todavía no está en su mejor momento, porque faltan muchas especies por florecer. algunas ya empiezan a aparecer











Esta variedad de cóleo me tiene cautivada






Trufa y Chachi, también disfrutan al aire libre...




Las hortensias, también están despuntando ya


....Y al llegar la noche, ¿quién se resiste a encender todos los farolillos, y tomarse una agüita de Valencia?



















Espero haber podido demostrarte, que aunque no hay comparación con un maravilloso, y gran jardín, también puede disfrutarse de uno mini.