Blog dedicado a decoración, artesanía, restauración, pintura, jabones, velas, repostería y mis mascotas.



Bienvenido

Aquí podrás ver parte de mis gustos y aficiones, de las cosas que pinto, las velas y jabones que hago en casa, mis ideas sobre decoración y restauración, aprendidas durante varios años en cursos y talleres especializados, repostería y mis perros. Espero saber transmitirte mis inquietudes de forma amena y divertida. No pretendo hacer ver que mis jabones tengan propiedades mágicas o curativas, solo que sean espumosos, hidratantes, agradables y que huelan a gloria. Estaré encantada si algo de lo que vas a ver te gusta y de todos los comentarios que quieras dejarme, y por supuesto, con mucho gusto atenderé tus encargos.
Muchas gracias, espero que vuelvas pronto.
Mostrando entradas con la etiqueta Decoración. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Decoración. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de diciembre de 2017

¡¡¡¡POR MIS COJINES!!!!

Me gusta mucho poner cojines navideños al llegar ésta época del año. Eso si.... tengo que buscarme las mañas, porque ya no tengo sitio para guardar tanto cachivache. Por eso, suelo emplear fundas y forrar con ellas los que utilizo el resto del año. Así que por eso nos vemos inmersas en este post:  POR MIS COJINES. Tan solo me concedo la licencia de añadir a la colección uno nuevo por temporada, que no sea tan solo una funda, y es el que pinto a mano alzada. Te voy a ir mostrando todos los de éste año y desvelándote los secretos de cada uno.
El primero está hecho de un tejido de algodón bastante grueso. Sobre él se me ocurrió coser unas manoplas en cuadros vichy en tono rojo, están rematadas con un bonito encaje en sus puños y una lazada, que le da un toque romántico. La trasera es de los mismos cuadros vichy.



El siguiente también tiene su trasera de iguales cuadros, pero su frontal está tejido en lana a punto de ochos en un bonito y acertado tono rojo. Muy calentito y confortable. De estos he hecho dos.




Como tercer plato, el que he pintado. Me encanta el reno Rudolph. Es un personaje que me transmite mucha ternura. Por eso, el cojín principal de éstas navidades está dedicado a él. Aunque está acostumbrado, suele pasar bastante frío porque es el que encabeza el trineo de Santa, para guiar a todos con la luz de su nariz, así que he decidido añadirle una bufanda de cuadros para que esté más calentito.




¡ Yo creo que ya está preparado para traernos los regalos.!



A los pies de la silla, el último. Era una de las antiguas fundas de los que tenía en el salón. Como eran cuadrados (de 50X 50) y los de ahora son alargados, he formado una especie de sobre y lo he rematado con los  socorridos cuadritos de marras. He añadido un pompón de la lana (sobrante de los de punto de ochos) y..... ¡tan monos.! Tres en total de éste modelo.







Todos juntos  forman un conjunto muy hogareño muy de mi gusto y el de los míos.










Creo que las navidades se presentan bien confortables, como debe ser. Ya imagino las largas tertulias familiares recostados sobre éstos cómodos cojines, que se unen a los de años anteriores.





Espero que lo hayas pasado bien. Ya ves que con muy poco puedes tener tus cojines navideños. Te doy las gracias por el tiempo que me has dedicado a éste espacio y te emplazo para dentro de muy poco.



martes, 5 de diciembre de 2017

WINTER WONDERLAND.

Soy muy de tradiciones y cada año por éstas fechas repito algunas cositas, que ya se han convertido justo en eso.....en una tradición. Todos los años pinto un cojín nuevo (pronto te muestro los de éste año) y también hago los que yo llamo micromundos navideños. Como me gustan mucho y me parecen de lo más tierno y decorativo, hemos hecho cuatro en diferentes tamaños. Sí, sí he dicho hemos y ahora sabrás por qué.  Los he puesto juntos y me parece que combinan de maravilla. 
En ésta ocasión me he decantado por las figuritas de Charles Dickens. Creo que representan muy bien el espíritu navideño.



La verdad es que las campanas, o  cloches, como ahora se denominan porque parece que en francés todo suena mejor..... me gustan como parte de la decoración en cualquier época del año. Pero al llegar la Navidad me resultan imprescindibles.
La Primera de ésta serie de cuatro, que he hecho junto a mi entrañable Pati, es la de éstos pequeños disfrutando en la nieve con sus trineos.




Días después, nos decidimos por a completar nuestra colección, por éste año. Este muñeco de nieve se vino a casa. Me encantó que tuviera un perrito juguetón.





Niños echando sus cartas  al buzón para Santa, o Sus Majestades Los Reyes Magos. Pura ternura...



La textura de la nieve es una pasada. La he hecho con una receta que encontré en la red. Hasta al tacto parece nieve real, aunque no está fría, claro...




Ésta pequeña campana alberga a Santa que está esquiando.... 





.....Y todas juntas forman una estampa típicamente navideña.





Ahora te las voy a acercar un poco, para que puedas ver mejor el detalle.








¡¡¡¡QUE ME GUSTA LA NAVIDAD!!!!. Muchas gracias por tu tiempo. Vuelvo muy pronto.




jueves, 30 de noviembre de 2017

COMENZANDO LA CUENTA ATRÁS.

Como que no quiere la cosa, tenemos encima la Navidad. Desde ya, podemos empezar a contar los días que faltan con nuestros calendarios de adviento. Mañana será el primer día y con él vendrá el primer regalo. Abriremos una ventanita, una bolsa, un cajoncito.......En casa, éste año, nos tocan bolsitas. Te enseño nuestro calendario.
Primero una imagen a medio hacer.





Muy rústico, pero con dos regalos porque al que encontremos dentro de cada bolsa, se puede unir la galleta de jengibre que he utilizado para decorar cada uno de los días.



He utilizado un bonito palo recogido en el parque para que de él, cuelguen cintas de raso en color rojo antiguo. Veinticuatro cintas en total, como manda la tradición. Una por cada uno de los días que faltarán desde mañana.




A mitad de cada cinta, una galleta de jengibre, como te dije antes. Unas con forma de pájaro y otras, de corazón.


Me encanta utilizar materiales naturales para casi todo. El bonito palo, utilizado como colgador, está blanqueado con una aguada de pintura acrílica blanca. 



Al final de cada cinta cuelga una bolsita de tela de arpillera en tono marrón. Para numerarlas he utilizado una tela en tono beige y con algún corazón en rojo, muy separados unos de otros. Sobre ellas he dibujado su correspondiente número.




He decorado cada una de las bolsas con una pequeña rama natural de boj y unas pequeñas bayas en color rojo. Están sujetas con pequeñas pinzas de madera






Sobre la gruesa  rama unas hojas de hiedra dan color y un toque muy natural.



Comienza la cuenta atrás para la Navidad. 
Veremos que sorpresa nos toca mañana.....jajajaa

.

¿Y tú....tienes ya tu calendario de adviento preparado?.

Muchas gracias por tu tiempo. Me alegrará mucho si te ha gustado éste sencillo trabajo. Nos volvemos a ver en breve.