Mostrando entradas con la etiqueta Decoración. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Decoración. Mostrar todas las entradas

domingo, 18 de febrero de 2018

AL FINAL DE LA ESCALERA.

Me niego a pensar que en nuestras viviendas contamos con los denominados espacios nulos , o inservibles. Con un poco de buena voluntad podemos transmitirlos personalidad e integrarlos con el resto de la decoración. Vengo hoy con uno de éstos espacios: un pequeño distribuidor que se encuentra en nuestra segunda planta . No cabe un mueble, pues está claro que además y con el mejor de los criterios, el arquitecto que se encargó del proyecto, le dio todo el espacio posible a los dormitorios y baños de ésta planta. Total que era uno de esos espacios negros. Para más inri, según se sube  la escalera lo primero que encuentras es un radiador , con todo el glamour que ellos tienen......
¡Pues manos a la obra!. En ésta semana me he dedicado a sacar el el máximo de posibilidades a éste espacio, mueble para el radiador incluido hecho por ésta atrevida servidora. 
Comienzo con una imagen del antes. 



La segunda imagen se la dejo a los materiales utilizados para la transformación. Poco gasto y verás lo mono que queda, a mi juicio, claro.


Por aquí aparece alguien a quién le das una sierra de calar y se vuelve loca, o sea .....yo, en plena faena.


Un tiempo, unos listones y unas escuadras después, ya está formado el bastidor para el cubrerradiador. El cañizo con la primera mano de pintura.


Nos toca ya, pasar al resultado final. ¡Ah y por cierto, el espejo también ha sido susceptible de guapeo!.



Pintura blanca y unas pequeñas molduras para simular la típica palillería de la carpintería inglesa.


.....Y ahora es ésto lo que vemos al subir hacia la segunda planta. Me parece bastante más atractivo.


Ya sabes que soy fan absoluta de cañizos y fibras naturales y de verdad, que cada vez los veo con más posibilidades en el mundo de la decoración. Para éste tipo de muebles es estupendo porque además, deja salir el calor sin ningún problema.


Una balda de pequeñas dimensiones, porque el espacio no admite otra cosa,  le acaba de dar un toque más vivido. 




Plantas (¡que nunca falten!) y alfombra rematan el trabajo.



Cuatro toques con buena voluntad y distribuidor diferente y más luminoso y alegre.


Entusiasmada estoy con el mueble cubrerradiador que me he marcado jajajaaaa.¡ No hay quién me aguante!


Hasta aquí ésta nueva entrada. Espero tu parecer y te agradezco infinito el tiempo que me has dedicado. Nos volvemos a ver en breve.










domingo, 11 de febrero de 2018

RINCONES CON ENCANTO.

Soy alumna de colegio de monjas. Imposible era librarse de las tardes de clase de costura. Hacendosas y muy primorosas ellas ( las monjas ) intentaban transmitir lo mismo a sus alumnas. 
He pensado enmarcar alguno de los pañitos que en aquellas tardes cosí, entre charletas con mis compañeras. Es un bonito recuerdo que ahora decora el platero del comedor de mi cocina y trae a mí, momentos de la niñez.


El primer pañito es de punto sombra, que dicho sea de paso, ahora no podría reproducir..... y jaretas. Recuerdo como mi madre me aconsejó rodearlos de puntilla para presentarlos a final de curso. 


El segundo pañito elegido es de festones.



Dan un toque bastante vintage y romántico al platero, que de todo tiene menos platos......y también al ese espacio en sí.




Los marcos eran de un dorado muy fuerte, incluso algo agresivo, pero un par  de manos de pintura mate en espray con su consabido tiempo de secado, y ahora ya son blancos. Justo como yo los quería.



Están puestos sobre una tabla teñida en un tono rústico medio. He rodeado dicha tabla con una puntilla más ancha que la que enmarca   cada una de mis queridas labores y un pequeño cartel indica en que consiste lo que allí se muestra. Por supuesto encima de todo un cristal preserva  tan delicados trabajos. 



Te pongo algunas fotos de como queda integrado  el platero en el comedor, a ver si te gusta. Hace tiempo que hice un post sobre el antes y el después de éste.




Es un lugar de nuestra casa muy vivido.







Me encantará si me cuentas que te ha parecido la idea. Muchas gracias anticipadas por tu tiempo y mis deseos de que éste rato te haya resultado agradable.


domingo, 28 de enero de 2018

HOY, PINTAMOS A MANO ALZADA Y TAPIZAMOS.

Hay un espacio en nuestra casa que no se si ha aparecido en algún post. Es la bodega. Está decorada en un estilo oriental muy relajante. Las butacas tenían un tapizado que no iba nada y pedían a gritos uno nuevo. Las imaginaba con una tela con estampado de bambú, pero cuando se busca algo desesperadamente....... no suele aparecer ante nuestros ojos. Entonces fue cuando se me ocurrió pintar yo misma los motivos que en mi cabeza estaban dando vueltas. Tela exclusiva, con motivos exclusivos.
Así empezó todo.

 




Ya solo quedaba tapizar. Por la forma de las  butacas, tarea sin 
mucha complicación.







Ambas butacas tienen diferentes motivos. 


Me parecía original que no fueran exactamente iguales.






La pintura está hecha como te he dicho a mano alzada y sobre loneta en tono crudo.









El antes de las butacas antes de formar parte de la deco de la bodega, que prometo mostrarte integra en breve, tras unos pequeños detalles que quiero cambiar.



Gracias por tu visita y por el tiempo que me has dedicado.





sábado, 20 de enero de 2018

DECORANDO EL INVIERNO CON VELAS

Tres semanas, tres, es lo que una servidora ha tardado en darse cuenta de que echaba muchísimo de menos las publicaciones en el blog. Tres semanas y escuchar y hacer caso de los consejos de los que me quieren ( entre ellos, muchas de vosotras).
Comienzo nueva etapa, con muchas ganas y la misma energía  e ilusión de siempre. Unos poquitos cambios en el diseño del blog y.......ON THE ROAD!!!!!!.
Regreso con velas artesanales, que tanto me gustan. Son un encargo que me hicieron en Navidad que tuvo mucho éxito y aprovecho la publicación para enseñártelas. Ya hace tiempo dediqué un post al paso a paso de las velas. Si quieres verlo, pincha aquí.



Éstos días en que las nevadas nos visitan, me vienen al pelo para presentar mis velas de canela sobre  un mullido lecho de nieve.





Además de la cera en perlas, he utilizado aceite esencial de canela. Merece la pena que éste, sea de la mejor calidad porque de ello dependerá el olor que desprendan nuestras velas. 




El aceite, junto con los palos de canela que rodean cada una de las velas, hace que se propague un extraordinario aroma, incluso antes de encenderlas. Se por experiencia que una vez encendidas es una maravilla aún más grande, si cabe.





Siempre suelo hacer las velas de canela con acabado rústico. Ésto quiere decir que no pulo  la cera cuando ya está fría. Me gusta mucho éste resultado con el contraste de los palos. ¿A ti?.







El toque final corre a cargo de unas bonitas lazadas de encaje de organza en tono crudo, que abrazan a cada una de las velas aportando un toque de elegancia y sofisticación.




Una puesta en escena bastante invernal, que es lo que toca. Apetece encenderlas ¿si,, o no?. Por mi parte, ya puedo imaginar la acogedora escena en la que éstas velas son unas de las protagonistas.




.......Y así es como salieron de mis manos hacia las de su nueva dueña. 




Gracias anticipadas por tu visita y tu tiempo. Espero verte muy pronto, de nuevo.