Blog dedicado a decoración, artesanía, restauración, pintura, jabones, velas, repostería y mis mascotas.



Bienvenido

Aquí podrás ver parte de mis gustos y aficiones, de las cosas que pinto, las velas y jabones que hago en casa, mis ideas sobre decoración y restauración, aprendidas durante varios años en cursos y talleres especializados, repostería y mis perros. Espero saber transmitirte mis inquietudes de forma amena y divertida. No pretendo hacer ver que mis jabones tengan propiedades mágicas o curativas, solo que sean espumosos, hidratantes, agradables y que huelan a gloria. Estaré encantada si algo de lo que vas a ver te gusta y de todos los comentarios que quieras dejarme, y por supuesto, con mucho gusto atenderé tus encargos.
Muchas gracias, espero que vuelvas pronto.

domingo, 28 de mayo de 2017

UN DÍA ESPECIAL PARA IZAN

Ayer hizo la Primera Comunión Izan, el hijo de mi amiga Katia. Él y su hermano son dos niños monísimos que me transmiten mucha ternura. ¿Qué decir de mi amiga?.....Ella es muy especial para mí. No nos conocemos hace mucho, pero desde el primer día hemos conectado de un modo especial y compartimos muchas, pero muchas cosas. He tenido la gran suerte y orgullo de que me propusiera decorar el banquete de tan importante día. He puesto todo mi cariño en ello porque tenía verdaderas ganas de convertir el día de ayer en uno suuuuper especial para toda su familia, a pesar de que quedaron cosas que me hubiera gustado incorporar y pulir más, pero no contaba con más tiempo tiempo. Parece que la propuesta gustó y Katia se emocionó y me hizo emocionar. Ahora siento que estamos todavía más unidas.
Todo empezó cuando me pidió que me encargara de la mesa de golosinas.



Vestí con un mantel de lino blanco y puntilla, con tules por encima una mesa, no muy grande ya que no eran muchos los invitados, ni los adultos, ni los niños. 


 Con múltiples y diferentes golosinas de gominola y nube, fabriqué ricas brochetas, flores que fui montando pétalo a pétalo, una especie de tarta de nubes en forma de flor......no faltaba detalle. Mi amiga no escatimó nada de nada para Izan, su hermano Marco y sus allegados.


Añadí a la mesa dos soportes de madera teñidos por mí y con una bola terminal y así pude tender sobre ambos una guirnalda con el nombre del niño y otra de hiedra recién cortada.


Reconozco que me comí unas cuantas golosinas mientras montaba los centros. ¡Qué ricas!


Èstas florecillas acabaron siendo mis preferidas. Tardé, pero lo que cuesta vale..... gominola a gominola hasta que fue apareciendo un bonito ramo de alegres margaritas,


Cada centro llevaba una etiqueta, que recorté y pinté con pintura de pizarra, con el nombre detallado de lo que contenía.


Bonitos globos que compró Katia en un lateral de la mesa. Uno de ellos con el nombre de Izan.



Sobre el tul otra guirnalda de boj natural.


La escalera que tengo con plantas en casa, sirvió como accesorio para los regalos que se entregaron a los invitados: Una foto de Izan. Si vieras lo guapísimo que estaba.....Entre medias hiedra y alguna hortensia.



......Y no podía faltar el libro de firmas.



El evento tuvo lugar en un bonito restaurante. RESTAURANTE LA LAGUNA, en Collado Villalba. Os lo recomiendo si os acercáis por la sierra de Madrid. Buenísima comida y muy buenos precios.


La mesa de los niños vestida más practica para ellos, pero no por eso menos decorada.



La de los adultos más ornamentada y con más detalle.


Otra larga guirnalda de hiedra con flores de jazmín, manzanas, pequeños jarroncitos con hortensias y boj y farolillos que yo misma hice preparados para encender por la noche.



Como ya habrás observado la celebración fue al exterior, bajo una bonita pérgola y frente a una laguna con patos que hace la vista preciosa y la velada incomparable.






Gracias Katia por haber confiado en mí. Espero haber estado a la altura.

Gracias también a ti por darme parte de tu tiempo y visitarme. Nos volvemos a ver en breve.




domingo, 21 de mayo de 2017

SOLA, FANÉ, DESCANGAYADA......

La vi junto al contenedor, abandonada y triste y no puede dejar de acordarme del gran Carlitos Gardel y su tango "ESTA NOCHE ME EMBORRACHO". La pobre estaba Sola, fané y descangayada, peeeroooo..... para  yo estaba allí para sacarla de su penosa situación y hacer brillar toda su belleza.
Primeramente, manita de lija. Ésto es obligado. No podemos librarnos de lijar nunca, o casi nunca, si pretendemos un buen acabado. Primero da pereza, pero luego se agradece. 


Con dos grandes agujeros en sus "brazos"....


.....que obviamente he tenido que enmasillar para devolverle a éste bonito busto, que pienso debía ser de un maniquí, o algo parecido, todas sus posibilidades que me parecieron muchas desde un principio.


Seguidamente unas cuantas manos de pintura en espray en color oro rosa ( como ahora se lleva decir....) o cobre (como hemos dicho de toda la vida de Dios....)


Nos ha gustado tanto el resultado, a mi santo y a mí, que hemos dudado mucho sobre su ubicación definitiva. En todos los rincones quedaba muy bien, pero cuando lo hemos visto en nuestro dormitorio...... lo hemos tenido más que claro.





Ha sido justo en este instante, cuando me he dado cuenta de que debía acicalar a tan bonito busto que es digno de cualquier bella mujer masai con su cobrizo color y su satinado brillo.


Para éste menester he seleccionado un collar bastante étnico en tonos rosas y azules.



De ésta simple forma he conseguido integrar a la perfección la pieza en un dormitorio que no es muy común......




.....Pero a la vez opino que dependiendo de si le ponemos un collar o no, o del estilo que tenga éste accesorio, podemos incluirlo en casi cualquier estancia.


Lo ubiquemos donde lo ubiquemos siempre garantizará un original toque.

Gracias por tu visita y el tiempo que has dedicado a ella. Espero que ter haya gustado el cambio. Nos vemos en breve, si te apetece.




lunes, 15 de mayo de 2017

¿SHABBY CHIC?.....SÍ, GRACIAS.

El post que me dispongo a publicar hoy no tiene mayor dificultad, pero sí que muestra el gran cambio que puede experimentar una lámpara de sobremesa desvencijada, pero con posibilidades. Solo hacen falta ideas claras y un poco de maña. Por mi parte, le he dado un toque shabby que tanto me gusta y se integra perfectamente con el resto de la estancia dónde está ubicada. empiezo mostrándote el resultado final.


Parte del trabajo ha consistido en recuperar la pantalla que estaba algo "perjudicada". La he forrado con  una tela de lino en tono tierra, añadido unos ribetes en cuadros vichy y un estarcido en blanco cáscara de huevo. 





Como remate final un guiño de coquetería: unas pequeñas lágrimas de nácar que he  ido cosiendo.



Sobre el pie, solamente decir que le he dado una manita suave de lija y pintado en el mismo color blanco cáscara de huevo. Después un muy ligero desgaste en alguna zona  estratégica y ¡listo!.








Aquí te muestro el antes de la lámpara. No se aprecia muy bien, pero la pantalla, abollada, era de color verde.


Espero que hayas pasado un momento agradable y si puedo ayudarte con alguna idea, mejor todavía. 
Muchas gracias por tu tiempo y hasta pronto.