domingo, 30 de septiembre de 2018

UN TRONO EN LA BASURA.

Empezaré por decir que posiblemente éste sea el trabajo, del que más orgullosa me siento hasta el momento. Sobrarán las palabras cuando veas en que condiciones se encontraba ésta bonita butaca, que por cierto es bastante antigua. Como el título del post indica, se encontraba junto a un contenedor de basura. Un año he tardado en recuperarla, pero ha merecido mucho la pena. No me demoro y te muestro el ANTES. No se aprecia muy bien el lamentable estado, pero créeme que era una pena. Sombria, obscura, con zonas tapizadas, que a mi parecer, quedarían mucho más atractivas quedando a la luz......




Contaba con múltiples golpes y desde el principio supe que no enmasillaría todos. Algunos dejaban patente la larga y ajetreada vida  que había tenido. La que ya consideraba mi nueva butaca, tendría su propia historia.




Había que, como un cirujano, introducirse en sus entrañas y dejar el repelús a un lado



Lo que encontré en su interior me gustó y... no me gustó. Me explico: Vi un tapizado que me habló y me dijo que era muy antiguo. Debajo de el terciopelo marrón se encontraba otro verdaderamente viejo y de tono más dorado. Necesitaba una exhaustiva limpieza porque podía, incluso, albergar algún "animalito" poco deseable. Eso si, había que eliminar todo rastro de tela e intentar respetar el resto todo lo posible porque, en éstos casos, le añade mucho valor a la silla. Doble trabajo intentar conservar todo lo posible, pero perfectamente higienizado. Toda la espuma fue también retirada, de hecho estaba prácticamente deshecha por el paso de los años.



 En ésta próxima foto puedes apreciar la segunda tela, raída y de un marrón mas amarillento. Entonces fue cuando empezó a aparecer un fieltro, que se utilizaba antiguamente, para suavizar la textura de lo que había debajo, que no era otra cosa que ... una ajada arpillera de cáñamo y bajo ella, lo que se denomina crin vegetal. Todo iba saliendo según me imaginaba :¡¡¡¡TESORO A LA VISTA!!!!



Había algo que no me encajaba en un principio. El tapizado estaba hecho con grapas y la butaca se me antojaba mucho, mucho más antigua. Y fue en éste justo momento, cuando todo empezó a  tener sentido, ya que esta segunda tela, que en tiempos fue la genuina, estaba sujeta con antiguos clavos de tapicero. Ya era seguro: ¡¡¡¡TESORO A LA VISTA Y..... TRABAJAZO DURÍSIMO TAMBIÉN!!!!






¡Menudo curro te espera María! ¡Ponte las pilas y planifica bien como vas a hacerlo! Una vez eliminé todo lo necesario, utilicé unos cuantos líquidos desparasitarios para eliminar toda posible "vida" animal, o vegetal de mi butaca. He de decir que, aparentemente, no se veía nada de nada pero.....todo era posible. Me tocaba levantar todo e ir rociando con un producto y otro.







Quité todo el viejo barniz a golpe de lijadora y quedo una bonita madera. En éste momento, todavía no sabía que iba a hacer con mi butaca y decidí tomarme tiempo porque quería que Ella pudiera mostrarme el camino, para poder darme todo lo mejor de si misma. Estaba segura de que era mucho. Así pasó otros cuantos meses, en un rincón de la habitación de invitados. Estaba en coma, pero de ningún modo iba a desconectarla. De pronto el milagro se hizo real. Mi butaca despertó y me habló. Me dijo como quería ser. Estaba segura de que el color de su nueva vida era un tono rosa muy pálido. No quería estar tan tapada, eso estaba claro desde el principio y quería molduras. Todavía no pensaba en la tela. Sus palabras eran ordenes para mí. Encontré una pintura a la tiza de un color rosado precioso y le hice unas bonitas molduras.



Segura ya, de que estaba bien, bien limpia y libre de cualquier germen o bicho microscópico, o no, comencé su tapizado. Su parte antigua volvió  al sitio que ocupó en tiempos y sobre ella, una mullida guata, grapada a conciencia, para que ocultara de nuevo esa vida anterior tan interesante. Muelles, crin y fieltro volvieron a su sitio. Tuve que reforzar toda la estructura y poner nueva arpillera. Eso si, encima de todo lo antiguo. Ya solo faltaba la tela, pero quería que ella me encontrara a mí. No quería salir a  la desesperada a buscar una tela si, o si. Tenía que ser SU TELA.


Un día y sin esperarlo, apareció. Era esa y se vino a casa conmigo. La dejé preparada para empezar a tapizar al día siguiente, con toda mi ilusión, pero......al día siguiente me rompí la muñeca. Éste es el primer trabajo que hice después de mi lesión. Cada grapa me daba un buen latigazo, pero tenía tantas ganas de acabar mi silla que fue quitarme la escayola y empezar. Me dolía mucho, pero valía la pena. ¡Quería tenerla ya!



Me encanta la vida que le dan las molduras.....




.....Y adoro su color rosa en contraste con el azul de la tela.








El remate fue un rústico cordón de algodón, que me costó encontrar. No quería el típico remate de seda y era el que me ofrecían en todas partes. Era éste el que buscaba, sin duda.







Según iba tapizando tenía más y más claro que quería añadir unos reposabrazos, con los que antes no contaba.



Ahora y después de tanta explicación, mereces que te muestre el resultado en su totalidad. ¡AHÍ VA!






Mucha más madera a la vista. Era una auténtica pena que tan bonita madera estuviera oculta bajo el obscuro terciopelo ¿no?.




Mi gnomo Muérdago, a la espera de la Navidad igual que yo, quería salir en el post y le he echo caso jajaaa. No puedo resistirme a sus deseos. 




Por la zona del asiento, también mucha más madera al descubierto. Será descocada mi butaca......




 Ahora ocupa una zona de nuestro salón. A todos nos gusta mucho.





Te estoy inmensamente agradecida. Me he extendido mucho, pero  he tenido que resumir todo un año de trabajo. Lo he reducido lo más posible. Había más fotos de todos los pasos, pero no era cuestión de aburrir más de la cuenta.
Gracias infinitas por tu visita. Siento haberte robado más tiempo del habitual. ¿Me contarás si te ha gustado?.
Nos vemos pronto.



54 comentarios:

  1. Wow, wow, María, un trabajo a conciencia, cocinado a fuego lento y eso se nota en el magnífico resultado ¡Me super encanta!!
    Enhorabuena, ahora a disfrutarla 😍😍😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de saber que te ha gustado. Mil gracias, Piola.
      Besos
      María

      Eliminar
  2. Impresionante el cambio que ha hecho.El color tan delicado, la tela tan alegra y vistosa y esos moldes que le dan aún más personalidad.
    Un precioso trabajo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lola. Agradezco infinito tus palabras y me encanta saber que te ha gustado.
      Un besote.
      María

      Eliminar
  3. ¡Ohhhhhhhhhh, qué maravilla, María! Nos hemos reído con la parte del "destape". ¡¡Qué mal se pasa al quitar tapicerías antiguas y encontrar todo el submundo que habita dentro de esas asientos...!! Amén del trabajazo que supone... Pero una vez superado, la parte creativa arrasa, como te ha ocurrido a ti. Nos encantan varias ideas que aplaudimos, como la de añadirles las molduras y el dejar más madera a la vista. Y, por supuesto, el resultado final espectacular. ¡Esa butaca es la reina de tu salón!

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por experiencia sabéis que ha sido un currazo, pero estoy encantada, la vedad.
      Un besazo y muchas gracias.
      María

      Eliminar
  4. ¡Un trabajo maravilloso, querida María!
    Es natural que te sientas tan orgullosa de tu esfuerzo porque cada lijada, cada dolor de espalda y cada brochazo han merecido la pena porque el resultado es
    espectacular.
    Cuando te veía quitarle la tapicería me han entrado hasta picores...jajaja...igual que cuando lo hago yo en el taller.😉
    La idea de las molduras me parece genial y la tela no puede irle mejor.
    Enhorabuena porque te llevaste un tesoro que has recuperado estupendamente.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, picores me entraban a mi también quitando tanta "porquería", pero ahora....encantada. Muchas gracias, Isabel.
      Besos.
      María

      Eliminar
  5. Cambio radical y espectacular, te ha quedado un sillón maravilloso y esa tela le queda ideal. Mucho trabajo pero ha valido la pena.
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta. Radical, radical y con final muy feliz.
      Gracias y millones de besos.
      María

      Eliminar
  6. ¿Gustarme....? me ha encantado leerte y me gusta muchísimo el resultado, así que te felicito. BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de saber que te ha gustado, Arish.
      Muchas gracias y un gran beso.
      María

      Eliminar
  7. madre mía! te ha quedado preciosa, vaya trabajo, pero ha merecido la pena. Está hermosa, te felicito.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Waaawwoo Maria, que genia, nada se te resiste, me encanta como te quedo, y como lo relatastes, el paso a paso y con este hermoso resultado, le distes una nueva oportunidad a este sillon en donde la ubicastes queda muy bien tu salon precioso como siempre con ese aire de otoño, que te digo Felicitaciones, a pesar de tu accidente lamentable por cierto, pero ya recuperada gracias a Dios, volvistes a renacer con tus hermosas ideas y aqui el resultado, te mando un beso enorme, y me alegra , que estees en tu blog nuevamente, enseñandonos tu talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida María. Millones de gracias por tus palabras.
      Un beso.
      María

      Eliminar
  9. Si es que ella es protagonista en todos los sentidos, cómo no!! Se lo puede permitir en toda regla!!
    La butaca es un encanto total, por sus formas sinuosas y tan gordita ella, me requetechifla (cómo puede alguien tirar a la basura un mueble así....)
    Si además le pones esa tela tan divina y romántica (sabes que adoro las flores) y para rematar, le pones esas molduras que sólo hacen que embellecerla, pues ya está, tenemos LA BUTACA!!!!
    Una maravilla de trabajo, perdón, "trabajazo" que has sabido colocar en el rincón perfecto, entrañable y acogedor, rodeado de calabazas y que huele a otoño....Ummmm....te imagino en tu preciada butaca leyendo un libro y tomando un rico té. A disfrutarla querida!!
    Un besote grandeee, feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias infinitas, Menchu por tus palabras. Prota mi sillón, no yo....jajajaa. Me fue hablando y como le hice caso quedó así de requetechuli.
      Besos mil.
      María

      Eliminar
  10. Holaaa Maria! ayyy qué bonita la has dejao,si parece de tienda!
    Pues si,siéntete orgullosisima porque es un señor trabajo lo que has hecho con ella.
    Me encanta esa foto dándolo todo,jajaja,sin duda ha merecido la pena,qué delicadeza y que bien encaja en ese lugar. Como siempre el gusto exquisito.
    Y vivan los Quijotiles! un aplauso grandote pa los post largos,jajaja
    Muchos besos y feliz semana! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias, Yoli. Estamos encantados con Ella.
      Besotes.
      María

      Eliminar
  11. Eres muy valiente, preciosista y habilidosa, ya lo sabíamos...Pero hacerte cargo de esa ruina y volver a dejarla nueva! Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Almu. Todo lo que hago te parece bien. ¡A que va a ser que me quieres!.
      Besos.
      Maivi

      Eliminar
  12. Preciosa,maravillosa,divina no sigo porque no acabaria y menudo trabajo pero a merecido la pena te a quedado de lujo y poquito a poco que es como salen las mejores cosas,me alegro que ya estes bien de tu manita asi podras deleitarnos con mas cositas asi como esta que nos dejan con la boca abierta,besos mil,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias, Nieves. Estoy encantada de saber que te ha gustado.
      Besos.
      María

      Eliminar
  13. Hiciste muy bien en dejar que la butaca te hablara y seguir sus directrices.
    Un trabajo que nos deja con la boca abierta, desde principio a fin. Ya nos imaginamos tus ganas de terminarla que incluso se impusieron al dolor de la muñeca.
    Vale la pena todo este proceso porque el resultado salta la vista.
    Es una butaca preciosa y con personalidad propia.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo por completo con vosotras. Lo mejor que pude hacer es tomarme tiempo y escuchar a mi butaca.
      Gracias por vuestra visita y comentario.
      Besos.
      María

      Eliminar
  14. Absolutamente espectacular esta transformación, María. Ni en sus mejores sueños esta butaca hubiera imaginado que iba a pasar de patito feo a cisne de esta forma casi casi mágica... bueno, las mágicas son tus manos.
    Sé el esfuerzo y el enorme trabajo que has volcado en esta butaca, pero de verdad que ha merecido la pena porque la has convertido en una pieza absolutamente única y llena de elegancia al más puro estilo shabby chic.
    Mi más sincera enhorabuena, querida amiga, no me extraña que te sientas tan, tan orgullosa de este trabajo.
    Un beso muy fuerte y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me interesaba especialmente en esta ocasión , ya que en tu familia soy expertos tapiceros. Lo he hecho lo mejor que he podido y aparente, por lo menos, creo que ha quedado. Muchas gracias por tus palabras y un fortísimo beso.
      María

      Eliminar
  15. Waooo, qué cambiazo le has metido a la butaca ¡ahora luce muchísimo! la aligeraste con el color clarito tan lindo y ese tapizado encantador, dejando más madera a la vista; y las molduras le dan un toque muy elegante. Eso sí, el trabajazo habrá sido impresionante, ya lo creo que sí! Enhorabuena amiga, qué bonito trono tienes en el salón ;-) digno de una reina de la decoración!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me abrumas con tus palabras, Esther. Gracias mil y encantada de saber que te ha gustado.
      Besitos .
      María

      Eliminar
  16. A tus pies, María... ¡Madre mía! Cuando vi la butaca en IG me encantó pero aún lo ha hecho más cuando he visto toda la historia que atesora y el trabajo/esfuerzo que te ha llevado. Eres una artista, no sólo por conocer cada parte del proceso que has llevado a cabo (ni idea de los líquidos necesarios para desinfectar/eliminarintrusos) sinon por pensarlo y realizarlo y lograr que quede tan bonito. Desde luego un acierto todo: tela, molduras, cordón.... Ya puedes estar orgullosa!! Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Querida María, tú nunca robas tiempo... regalas momentos placenteros! No tengo palabras para expresar cuánto me ha gustado tu gran restauración, no me extraña que estés orgullosísima con este trabajo, es una auténtica preciosidad que muchísimas tiendas de lujo quisieran tener en sus escaparates! Todo precioso, la tela, el color, cada detalle como el cordón, los reposabrazos... aisss, una delicia, te felicito amiga, conviertes en magia todo lo que tocas!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  18. Jooooooooooo, millones de gracias, preciosa,!. Cuánto me alegra que te haya gustado
    Besitos.
    María

    ResponderEliminar
  19. Guau! Y no se que mas decir porque has transformado esa silla de forma increible, guau!
    Bs

    ResponderEliminar
  20. Te agradezco mucho tu comentario y me encanta que te haya gustado.
    Besos.
    María

    ResponderEliminar
  21. Has hecho bien en escuchar la opinión de tu butaca y en esperar pacientemente a tener todos los elementos precisos para que te quedara tal y como está, perfecta. Un trabajo enorme con la buena recompensa de obtener un resultado magnífico.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inmaculada. La verdad es que me gusta mucho el resultado. Muchas gracias por darme tu opinión.
      Besos.
      María

      Eliminar
  22. María ha sido una gozada ver esta maravillosa transformación , has trabajado duro pero te puedes sentir orgullosa del resultado ( sé qué lo estas ) el estilo CHIC qué tiene me encanta el color escogido me enamora un diez para tú buen trabajo un beso

    ResponderEliminar
  23. Espectacular trabajo el que has conseguido con ella!!besos

    ResponderEliminar
  24. Impresionante!! Por partida doble, por el tremendo trabajo que ha requerido y por otro, por el espectacular resultado.
    Enhorabuena, te ha quedado fantástica y luce mucho en tú salón.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tatiana. Bienvenida. Te agradezco mucho tu visita y tu comentario. Me encanta saber que te ha gustado.
      Besos.
      María

      Eliminar
  25. ¡Hola, María!

    Después de un tiempo de no estar en el mundo blogueril, paso por tu casa, y me encuentro semejante joya. Un trabajo maravilloso, como todos los que tu haces. En tu salón se ve la butaca como una gran protagonista. Espero que tengas la muñeca curada del todo.

    ¡Felicitaciones!

    ¡Besotes y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría Ana. Bienvenida, de nuevo. Gracias por tu opinión. Me paso por tu blog mañana mismo.
      Besos.
      María

      Eliminar
  26. Bualaaaaaaaaaa!!!!!! Que maravilla de silla, menudo cambiazo que lleva encima....
    La verdad es que aunque hayas tardado un año, el resultado ha sido increíble , asi que sin duda ha merecido la pena!!! Espectacular preciosa!!!

    ResponderEliminar
  27. Hola Maria!!!

    Que barbaridad, que pechá de trabajar te has dado amiga
    Eso si, te ha quedado un trono espectacular.Te a merecido
    la pena ese trabajo tan laborioso, el resultado es de diez
    Enhorabuena un trabajo impecable

    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  28. Una pechá en toda regla, pero estoy encantada. Gracias y muchos besos.
    María

    ResponderEliminar
  29. Hola amiga Maria
    Por mi te digo que me ha sabido a poco Jajajja me pasaría mucho tiempo leyéndote y viendo como sacas tesoros a la luz con tus manos e ingenio!!!!! Es adorable ver como sanas una pieza antigua y la sacas a nuevamente a la vida!!!! Amo estos muebles porque mi vida está ligada a ellos. En mi casa en Cuba todos los muebles son de Luis XV y amo cada una de las piezas y sufro si algo les pasa. Se que el apego no es bueno pero también el carecer de el es malo no? Me consuela saber que si soy así es porque amo lo antiguo y respeto la historia de cada uno de ellos. Se que tu también por eso me encanta visitarte
    Un abrazo y gracias por tu tiempo y dedicación
    Tu amiga y fiel seguidora
    Dianet de Parchesdeamor y @havanasecret
    Por favor chiste la muñeca y cuent os como vas si?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Dianet. Qué gusto leerte. Yo soy también de las que sufren apego y considero que no es malo. Imagino los tesoros que debes tener en tu casa de Cuba. Qué bien encontrar personas, cómo tú, que los cuidan y no los abandonas.
      Millones y millones de gracias por tus cariñosas palabras.
      Besos.
      María

      Eliminar
  30. Efecto HOW!!!
    Me encantan los antes y después, a la prueba me remito, IMPRESIONANTE...
    La tela, el color todo tan chabby chic👏
    Las molduras la hacen que sea una pieza única, por cierto, me podrías explicar, si no es molestia, cómo las ha realizado?
    Felicidades por ello.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Encantada sabiendo que te ha gustado el cambio y de explicarte lo de las molduras. He utilizado unos moldes de silicona que venden por internet. Los he rellenado con masilla para madera y cuando todavía no estaba seca del todo, las he sacado con cuidado y las he dado la forma del lugar que iban a ocupar. Después de secar del todo, ya con su forma, las he pegado y dado color. Tan sencillo como ésto.
      Besos.
      María

      Eliminar